Mineros y minas

También buscamos en los libros la compensación de la memoria. Es un premio invisible, pero siempre presente, que nos motiva a hurgar en otras vidas, en otros momentos de la historia, cuando los mineros llenaban calles y cantinas.

 


Y vivías y morías un poco con ellos, con la incertidumbre diaria que se trocaba en angustia primero y luego en duelo permanente para algunas familias, por aquellos maridos y hermanos que a fuerza de arriesgarse fueron "fagocitados" por tajos y tijeras…. como aquellos a los que ´hacía alusión en su cuento "Botuca" mi gran amigo, el barruelano Arturo Pérez. Wifredo Román ha querido llegar con "Mineros y Minas", el último libro de Faustino Narganes, al fondo del asunto, al libro absoluto, un recorrido intenso por la historia del carbón de antracita.

El 13 de Noviembre de 1987, ocho mil mineros protestaban en León por el aumento de los accidentes mortales. En 1989, algunos Grupos mineros reconocen el momento delicado por el que atraviesan y los mineros protestan por la falta de material para realizar el trabajo. El malestar y las protestas continúan en los años siguientes y la incertidumbre vuelve a ser plato único estos días.

El autor no es ajeno al drama que conlleva el cierre de las minas, como el que se da y que yo recuerdo también, a cuatro pasos de su pueblo, cuando un accidente en la mina "San Claudio" obliga a su clausura y ahoga en la desesperación o ochenta familias que de ella dependían.

Esa misma impresión de desamparo es la que ahora manifiestan los mineros palentinos encerrados en una de las últimas explotaciones que el Grupo de Victorino Alonso mantiene activa. Da la impresión de que aquí todo el mundo se lava las manos, no sólo en la minería, también en la Sanidad, también en las carreteras… ¡Alguien vendrá que lo resuelva! Pero nadie llega, o llega tarde, o su voz apenas tiene fuerza para mover a quienes nos gobiernan.

Esto es lo habitual, lo de costumbre. Esto, con sus altibajos, ha sido así siempre.

Y lo seguirá siendo por los siglos de los siglos.

Diario Palentino, Nueva Época, 2010.

Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón