Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Prensa 2004

Viaje al occidente de Cantabria

Imagen
Cinco son los nervios principales que forman esta extensa comarca: La ruta de Piedrasluengas: un extenso ramillete de pueblos que junto al río Buyón caminan hacia la capital de los mercados: Potes; la ruta de Espinama, en el extremo más occidental, que enseguida nos dejará en el Monasterio de Santo Toribio; la ruta de Aliva, el desfiladero de la Hermida y la ruta de San Glorio.
Pero por proximidad y contacto voy a centrarme en la primera.




Nadie ha discutido nunca la majestuosidad del Peñalabra, que los paisanos denominan familiarmente “mesa” o “baúl de Polaciones”. Subir a la cima es cosa de dos horas, y quienes conocen su bravura, aconsejan hacerlo por la parte sur, la que mira al valle de Pernía.
Mi buen amigo, el poeta vasco Marrodán, lo expresaría así en verso:

 “te rindo estas palabras, te evidencio:
montaña de color, devoción sana…”
Su ladera está plagada de flores muy conocidas y apreciadas por nuestra gente: arzolla, genciana, te, sanguinaria…, milagrosas porque abren el apetito …

Viaje inacabado

Imagen
El 5 de Mayo de 1953, en su "Nuevo viaje de España", Victor de la Serna firma en Palencia el artículo titulado: "El área de las sacras piedras". "Palencia, esta provincia vertical, como Burgos.../ es una de las concentraciones más densas de motivos turístico-arqueológicos que hay en España. Si se trata de la arquitectura románica, probablemente es la más rica de Europa y, por lo tanto, del mundo."


No podemos pedirle más a un viajero tan selecto como Victor. Cuando Gregorio Marañón escribe el prólogo de este libro a mediados del siglo pasado, se refiere a los viajes como la parte más olvidada de la literatura, y hace una leve mención al "Viaje por España" de Ford, ponderando su narrativa. Cita, asímismo, el viaje peninsular de Teófilo Gauthier, hallando en la narrativa de ambos autores, no sólo el conocimiento profundo de España, sino también el conocimiento de quienes hacen el camino, la propia intimidad de los viajeros, cosa que en aquellos mom…