Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2008

El nombre de Cervera (y II)

Imagen
Cervera de la Cañada es un lugar que, al decir de sus cronistas, parece ideal para un asentamiento prehistórico por el río, las cuevas y una variada fauna, donde abundó en otro tiempo el ciervo, del cual tomó su nombre. En 1.785, se llamaba Cervera, en 1.834, Cervera de Aniñón, y desde 1.857 Cervera de la Cañada. Esta población tuvo un papel fundamental en la guerra de los Pedros (siglo XIV). Por el año 1357, Pedro IV de Aragón ordenó evacuar la población ante el temor de que fuera invadida por Pedro I de Castilla, unos años más tarde así acaeció y en 1.361 ó 1.362 fue incendiada, destruyendo un castillo que se ubicaba donde hoy se levanta su iglesia. Años después Pedro I "el Cruel" la abandonó en beneficio de Pedro IV.
Cervera del río Alhama se encuentra en La Rioja. También lugar de ciervos. El rey Alfonso I le concede los Fueros de Sobrarbe, como a la vecina localidad Navarra de Tudela. Posteriormente, pasa a depender del reino de Castilla.

Cervera de Buitrago, repoblada …

El nombre de Cervera (I)

Imagen
Además de Alameda de Cervera (Ciudad Real), e Hinojar de Cervera, aldea perteneciente al Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos e integrada en el Parque Natural de Yecla, encontramos a Cervera de los Montes, en Toledo, donde ya el topónimo se traduce como “lugar o paraje de ciervos”. La tradición afirma que fue fundado por unos pastores que procedían de Talavera y decidieron establecerse allí al ver la abundancia de pastos. A mediados del siglo XV pasa a formar parte del Condado de Oropesa. Es famoso el pleito que en 1569 sostiene el conde de aquel lugar con Talavera sobre el aprovechamiento de los pastos.

Entre Burgos y Aranda de Duero, se encuentra el pueblo de Ciruelos de Cervera, perteneciente al Partido Judicial de Lerma. Hay aquí una curiosa historia en torno a un arbusto denominado Zumaque cuyas hectáreas igualaban a las del cereal y fue motivo de supervivencia de aquellas gentes entre los años 1600 a 1880. Los frutos eran molidos en las tahonas y exportados como dice el refrán…

Los céntimos de Fontaneda

Imagen
En la correspondencia que mantienen nuestros pueblos con la familia Fontaneda en los albores del pasado siglo, se encuentra también una buena muestra de la historia del comercio en aquellos tiempos.

El 25 de abril de 1924, desde Fontaneda se le remite una carta a Don Vicente Llorente, que regentaba en Vañes una tienda de comestibles, anunciándole que ya disponen de jabón “toral” en trozos de 460 grs. Y que la caja de cien se la cederán al precio de cincuenta y siete pesetas.
“Mucho celebraré verme favorecido por sus gratos encargos”
Ese mismo año, desde La Venta Urbaneja, se pide a la empresa les confirmen si tienen treinta sacos de un producto que necesitan, “para telegrafiar a Isidro, el carretero de Cervera, que vaya y se los carguen”.

Ya con anterioridad, en una carta fechada en la Abadía en el mes de Noviembre de 1918, Raimundo Blanco responde a alguna misiva del empresario aguilarense en la que le cita las 890 pesetas recibidas en valores declarados. “Me extraña diga en la suya …

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

Curavacas

Piedrasluengas

El Santuario del “Carmen”

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más