Entradas

Mostrando entradas de julio, 2008

Escenas de la vida rural

José Luis de Mier y José Damián Simal
Los habitantes  Los habitantes eran esencialmente buenos. Estaban metidos en su trajín diario. No tenían más aspiraciones que sobrevivir. No había impulso alguno que les moviera a romper aquel endiablado círculo de trabajo y dificultades. Pocos salieron del pueblo salvo para ir a las ferias a vender una vaca o a Liébana para comprar un cerdo, o a la mili en el Norte de Africa, de donde volvían cargados de piedras de mechero o de plumas estilográficas que tampoco se podían vender. Las habían comprado en Tánger. Conocidas eran las historias que contaban los que habían ido a la mili y que se repetían de boca en boca. Algunos vecinos impulsaron el que sus hijos fueran a Colegios de frailes. Estábamos en los años de la posguerra y con abundantes vocaciones religiosas. La realidad es que la inmensa mayoría respondía al interés en salir del pueblo. Los padres llevaban a sus hijos a los colegios de curas a primeros de octubre. Sólo una minoría aprovecho la…

Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería

Imagen
Tocando y bailando en Redondo Foto recogida por J.L. Estalayo
Del libro "Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería"
Autor: Froilán de Lózar
Editorial: Cultura y Comunicación, 2008
3ª. Edición, Julio de 2014

En las fiestas de los pueblos, a los romeros se les daba, como plato especial, ‘la pucherada’ (garbanzos y carne de oveja). No faltaba tampoco la morcilla, llamada de las ‘trancas’ (velón que va alrededor del hígado y corazón). De postre, los sabrosos frisuelos y arroz con leche.

Cuando las fiestas eran en invierno, los forasteros se quedaban en el pueblo ocho o diez días, debido al temporal y a la altura considerable que alcanzaban los neveros. En mayo se celebraba “el día de la caridad”. Por ejemplo, en Polentinos, tenían la llamada “caridad” gente de Vañes y Estalaya. El cura entonces rezaba: “Por los fundadores del prao rincón”, “Por los fundadores del prao las presas”, “por los fundadores del prao muñices”, etc. y de carga se entregaban dos libras de pan por el prado de …

El bosque fósil de Verdeña

Imagen
Robert Wagner Boon [1] explica en Verdeña, ante un equipo de Televisión Española, los orígenes de un bosque fósil cuya antigüedad se ha calculado en 300 millones de años. Alguien, en algún momento del rodaje, indaga acerca de su posible deterioro, aludiendo con razón a los rigores del invierno, los animales sueltos, los visitantes sin escrúpulos que ya arrancaron trozos de la pared vertical donde se recogen tan importantes vestigios, temores a los que el paleontólogo enseguida pone remedio: "Tranquilos, no se preocupen ustedes, porque de cualquier modo este descubrimiento sobrevivirá a todos nosotros". Lo que ya se hace más difícil de explicar, más incluso que la evolución humana, es el tremendo cataclismo que alteró la tierra y levantó una montaña donde antes reinaba un mar. Wagner habla de la montaña como si fuera parte suya, que lo es en el mejor de los sentidos, apurando pinceladas históricas que cambian de alguna manera esa visión que siempre tuvimos de ella. En el año …

Buscando el principio

Imagen
La misma editorial que en Julio lanzaba el libro de mi vida, porque es la vida de los míos, venía sugiriéndome desde hace años que me animara a escribir la historia de esta tierra. Fue una sugerencia inteligente, porque aunque nunca me hubieran publicado este libro, la invitación me sirvió para escudriñar en cada rincón de cada pueblo, para interpretar el nacimiento de la vida en estos lugares en condiciones muchas veces terribles.
Por esos viejos trazos, hurgando en viejos libros, apoyando mi estudio en los trabajos de estudiosos como Laureano Pérez, Gonzalo Alcalde, Daniel Fernández, Laureano y Valentín Ruesga, Vicente Basterra... he podido asimilar muchos de los cambios experimentados en las leyes, en el derecho, en las costumbres, aún hasta en el honor o en la moral, que tantos otros creyeron situar correctamente en el contexto histórico en que ocurrieron.

Uno también busca el conocimiento del pasado para darle sentido y vida, sirva la redundancia, a la vida de los nuestros. Danie…

San Glorio y sus circunstancias

Imagen
Varios lectores, después de leer el artículo “Un camino sin salida”, han dejado su opinión en el blog de periodistadigital. Me pregunta Christian: "¿no debería la Junta resarcirnos de algún modo por haber hecho tan mal los deberes?" Enseguida le he mandado un correo a un lector que me sigue cada sábado, muy implicado en todos estos temas o, si lo quieren de otro modo, a un “prestigioso especialista”, como trata la Sentencia a los profesores de las Universidades de León y Salamanca, para que me haga un guiño aproximado de las consecuencias que esa nulidad va a conllevar para esta tierra nuestra.
Me hace observar que en la Sentencia núm. 20, de 8 de Enero de 2008, hay un párrafo que dice: “No se prueba que hayan cambiado las circunstancias o criterios que fueron tenidos en cuenta para la Aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre".

Dice la ponente: “En primer lugar porque, como se ha dicho, el expediente carece de cualq…

El mundo en la agonía

Imagen
En 1988, “Círculo de Lectores” recoge en un pequeño libro el discurso pronunciado por Miguel Delibes con motivo de su ingreso en la Real Academia, en mayo de 1975.Allí se preguntaba el maestro por el sentido del auténtico progreso, invocando el peligro que se cierne a diario sobre la vida y la Naturaleza.
Aunque he perdido la fe en el sistema, donde impera el engaño y la falacia, donde no se resuelve el terrorismo o la pobreza, como a diario prometen los políticos; aunque pudiera parecer en ocasiones un enemigo del oso o de los bosques, tanto como la despoblación de los pequeños núcleos, me preocupa el consumo voraz al que están expuestas las ciudades. ¿Ustedes creen de verdad que sirve para algo tanto estudio como el que nos exigen, si pasados unos días todos los adelantos se quedan obsoletos?

Creo que fue un autor leonés, tal vez Crémer, quien dijo en estas mismas páginas que Internet era algo así como una máquina infernal. Y yo que estoy enganchado a esa maquinaria, para bien en mu…

El trepeletré

Imagen
Para Camilo José Cela, un libro de viajes es un libro antiguo, un libro que “casi no se ha movido desde que lo inventaron”. El escritor viajero es un hombre que se pone en marcha, se sorprende lleno de honestidad con lo que ve, lo apunta de la mejor manera que sabe; si puede y si le dejan, lo publica. Esos viajes son una muestra de amor a tantos pueblos, a las viejas ciudades castellanas, “en prolongado e inevitable derruírse”.

Cuando con sus “Judíos, moros y cristianos”, llega a Castilla, según el fuero interno que le guía y al decir de sus seguidores “la mejor de España”, encuentra esas canciones que van de boca en boca: las canciones de corro, como esta misma de la que hablamos; los romances, el folklore en general que el académico ensalza y bendice, llegando a citar esas voces tan auténticas, tan nuestras, que definen un momento de la vida en esta tierra, que llenan los momentos de las vidas actuales, de las vidas futuras.

En el recuerdo intenso que alguien hace en el blog de “Cer…

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Pueblos desaparecidos y despoblados (I)

Mahou

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más