Los hilos de Piedad


Nada que justifique tanto el título de este blog, como retraerse en el tiempo a la montaña que retrata y resume mi amiga Piedad Isla.La montaña que aquí voy mostrando es apetecida ya por miles de personas que buscan en el turismo rural una aventura mágica. Piedad tiene en Cervera de Pisuerga la llave que mostrará la historia de esta tierra. No sólo la ha retratado en sus concejos y en sus fiestas, sino que, fundamentalmente, la ha vivido, dos puntos clave para promocionarla y defenderla.


Piedad Isla ha triunfado sin salir de casa y sigue latiendo el buen sabor de boca que deja en la exposición de Salamanca a finales del año pasado, con ochenta años de historia a las espaldas.

¡Qué mal organizado lo tenemos todo! La Comisión de Patrimonio y Promoción Cultural propuso a nuestra fotógrafa para uno de los premios Castilla y León 2006, que la Junta concede cada 23 de abril, a las personalidades de la región que han destacado en las artes, la investigación o la cultura.

Piedad ha trabajado en las tres, porque la fotografía es arte, porque la recuperación de nuestro pasado requiere una investigación permanente, al que se entrega cuando cierra su estudio; y porque nos deja como legado histórico un Museo Etnográfico con más de 140.000 negativos que hablan de la nieve, de la cosecha, de los oficios y costumbres, de la gente que habitó estas comarcas.

En una entrevista reciente para un medio regional, nuestra protagonista muestra su asombro porque, revisando sus archivos, ha visto duplicarse el contenido. Baste decir que dos personas llevan año y medio digitalizando imágenes y queda mucho trabajo pendiente todavía.

Nadie le va a quitar ya a estas alturas la satisfacción de haber cumplido con creces, con ella misma y con su tierra. La mujer se muestra agradecida por todo lo que ha recibido, pero entiendo que no basta, que la recompensa no es la justa. Ahora que a la gente se la premia por una canción, por un libro, por una escultura, nuestra paisana que ha dedicado su vida entera a rescatar nuestra memoria, merece mucho más que un premio.

No es cuestión de política. A uno siempre le marginan los hechos por más libertad que le otorgue la Constitución para expresarse con respeto hacia el lado que quiera. Seguro que le darán su nombre a una calle cuando muera y los libros locales le recordarán durante algunos años como la mujer que supo rescatar nuestra memoria de una forma altruísta y desinteresada, en un momento en el que tanto prima la moneda y tanto valor se le da a la farándula.

¿Dónde está toda esa camarilla de la Sociedad General de Autores de España, para que vengan a reconocer y a recompensar a una auténtica autora que cedió todos sus derechos al pueblo que la vio crecer humana y artísticamente?

Con razón se considera millonaria de emociones transmitidas a través de la fotografía. “Estás tejiendo tu vida con un hilo, pero de pronto te dejan otro hilo, y otro, y otro más... y vas metiendo en tu vida hilos de todas las personas que fotografías.”

Para ésta y tantas otras personas entregadas a rescatar la memoria colectiva, los premios siempre llegarán tarde.


Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más