El oso bien. Veamos el estado del hombre.

El contacto con los seguidores y amigos de las redes sociales va alimentando también historias paralelas a cuanto venimos descollando en este espacio.
Routero, consultor de turismo, dejaba a primeros de año un extenso comentario en mi rincón de "facebook", en el apartado "Orígenes", donde voy subiendo todo lo que he venido publicando en este medio desde 1980.



El comentario viene a colación de un reportaje publicado en el diario digital "leonoticias", que comparto para mis seguidores, y donde se mencionan las dificultades de la Fundación Oso Pardo para seguir manteniendo el rincón de Verdeña y todo lo que afecta al desarrollo de su actividad en esta zona de montaña.

El objetivo, según declaraciones de Palomero a nuestra Agencia Ical, pasa por buscar la financiación de la empresa privada, ante la mala situación de las administraciones. 
Pero no conviene bajar la guardia tanto, si es que lo que se pretende es conservar La Casa del Oso en aquel precioso rincón de nuestra tierra que es Verdeña, algo que guarda relación con la observación de mi amigo Routero: "Un horario intermitente, estacional, discontinuo, sin visita guiada y con un precio de entrada digamos "no barato".

En ese extenso comentario se hace referencia también a otro centro de similares características que se ubicaría en el Parador Fuente Dé, uno de los que, como el nuestro, cerrarán varios meses al año. Y añade allí mismo: "De verdad, cuesta ser crítico con un colectivo que aparentemente se dedica a "algo bueno" pero en mi opinión deberían explicar mejor sus estrategias y por supuesto ser absolutamente transparentes en sus fuentes de financiación públicas. Me gustaría consultar el sumario completo de los fondos públicos de todas las administraciones que han mantenido estos proyectos".

Y constato con esta reflexión que el pensamiento en el que yo basé muchos de mis escritos hacia el oso y quienes se erigieron en protectores suyos, no era cuando menos extravagante, porque sin renegar de la especie, a la que deseo larga vida y recuperación, como a mí me parece, también le parece bochornoso a mi comunicante el sonoro contraste entre el despliegue de medios públicos de socorro a una osa vieja y los medios sanitarios para auxiliar a una anciana "humana" en el mismo territorio.

Y parece natural, y me alegra que así lo entiendan aquellos responsables, que si se cierran los Centros de Salud, tampoco se destine un euro para financiar estos Centros de Interpretación. Y es loable que así lo reconozcan y que no se acobarden ante las dificultades con el propósito de seguir luchando por este proyecto en el que creen.

Imagen vista en "leonnoticias". 
Sección "La Madeja", para Diario Palentino y Globedia

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

Curavacas

Piedrasluengas

El Santuario del “Carmen”

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más