La canción más hermosa de la naturaleza

Todo el mundo, el pequeño pero estupendo mundo que me sigue desde hace tiempo, que es pequeño pero tan constante y fiel como mi entrega, está esperando ya esta historia en la que he venido trabajando a lo largo de los últimos meses.


No es nueva, porque no cambian los hechos, pero gusta airearlos, remover las voces de otros cantores ocasionales que lucharon tanto como nosotros para promocionarla y conocerla. Este apasionante trabajo, que tendrá también su recompensa en libro, de la mano de la firma palentina Aruz, verá su réplica en Diario Palentino cada domingo, desde Junio y durante tres años, que es mucho tiempo para esperar algo, pero basados ya en nuestro largo recorrido juntos.

Se trata de un paseo apasionante, pueblo a pueblo, con una mirada hacia la historia de cada uno de las aldeas y rincones que la forman. Más que la palabra, lo que de verdad impresiona e invita a conocerla es la sucesión de imágenes que iremos compartiendo, con sus correspondientes mapas, distancias, gentilicios y apodos, altitud y curiosidades que vayan surgiendo a medida que vamos avanzando, siempre guiados por los actores que la retrataron en primera persona, vertiendo en el acto nuestras propias impresiones y priorizando como digo las imágenes de cada rincón de manera que ninguno quede fuera, ni siquiera aquellos lugares que como Valsurbio, en la comarca de Fuentes Carrionas, o Frontada en Aguilar tuvieron gentes que los vivieron en circunstancias especiales, sin apenas materia para defenderse, sin un grito siquiera, porque sabían que su grito se perdería en las montañas o el pantano que era todo su mundo.

Quiero que me acompañen, que se lo comuniquen a sus amigos y vecinos, que lo compartan con la gente que quieren. No necesito halagos, ni dinero, ni dedicatorias especiales, porque soy uno más entre todos y lo tengo asumido como causa.

Su apoyo sería la recompensa más grande a mi entrega de por vida a la causa de nuestra querida tierra.

@De la sección "La Madeja", para Diario Palentino y Globedia.
Imagen: Bosque de Pernía, José Luis Estalayo.

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

El descubrimiento del carbón

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más